Sin categoría

La sospecha de Sofia – Paloma Sánchez-Garnica

Buen inicio de semana lectores, ¿cómo los está llevando Abril? Estamos en pleno Otoño 🍂🍁, una de mis estaciones preferidas.

Les traigo la #reseña de “La sospecha de Sofia“, por la autora Paloma Sánchez – Garnica, es una polifacética narradora de novelas históricas o de grandes misterios en torno a personajes arrebatadores. Agradezco por el impecable ejemplar de @BildungLibros 🥰.

SINOPSIS: En una Europa dividida por un muro insalvable, dos hombres y una mujer buscan desesperadamente su destino. La anodina vida de Sofía y Daniel cambia radicalmente cuando él recibe una carta anónima en la que se le dice que Sagrario, a la que venera, no es su verdadera madre y que si quiere conocer la verdad de su origen debe ir a París esa misma noche. Intrigado, pregunta a su padre por esta cuestión y él le recomienda que lo deje pasar, que no remueva el pasado.
Sin embargo, hay preguntas que necesitan una respuesta y esta búsqueda desencadenará una sucesión de terribles acontecimientos y encuentros inesperados de infortunado desenlace que trastocará su vida y la de su mujer, Sofía, para siempre. Madrid, París y su mayo del 68, el muro de Berlín, la Stasi y la KGB, los servicios de contraespionaje en la España tardo franquista y tres personajes en busca de su identidad son las claves de esta fantástica novela con el inconfundible sello de Paloma Sánchez-Garnica.”

El inicio de la novela, es como una fotografía de la monotonía instalada en ese matrimonio que conforman Sofia (27 años) y Daniel (30 años). Victimas de una sociedad castradora, que educó a los hombres a tener una posición superior a las mujeres hace que Daniel quien ama a su mujer tema que por su educación, brillo, talento, Sofia lo apague, no apoyándola en sus pasiones. Volviéndose un matrimonio obligados a renunciar a sus identidades por la sociedad opresora.

Esta opresión y necesidad de libertad es la base de toda la novela, y se ve reflejada en capitulaciones dentro de la novela que me gustó muchísimo, como es la frase de la imagen, así como la referencia de la canción de Nino Bravo – “Libre” (esta canción es en homenaje al primer asesinado que intentó cruzar el muro).

“Solo se gana su libertad quien la conquista de nuevo cada día”

Esta novela se sitúa en un triangulo de 21 años en tres escenarios, Paris revolucionario (sobre todo en Mayo del 68′), con Francia democrática pero muy contradictoria dada su carácter revolucionario, reivindicativa pero jerarquizada, patriarcal, machista que intenta cambiar. Luego Madrid franquista es una dictadura que hace aguas, que se mantiene a tropiezos, y se sostiene hasta el fallecimiento de su dictador, y por ultimo República Federal Alemana (dictadura soviética), en pleno auge, con esa anomalía del muro de Berlín, que tanto determino y condiciono a sus habitantes durante mas de 28 años. Que sin dudas este ultimo es quien se roba la escena, porque te atrapa con los detalles y el lograr transportarte a ese sistema perverso de la Stasi, creado para controlar, vigilar, a sus ciudadanos. Siendo así la verdadera heredera del fascismo.

Este sistema logró con sus fallas, un perfeccionamiento escalofriante, Casi con 90 mil funcionarios muy bien remunerados en una población de casi 17 millones, logrando una figura siniestra de “gran hermano” con cerca de 200 mil voluntarios informantes con la esperanza de conseguir beneficios. Luego estaban los informantes obligados, aquellos que mediante el chantaje emocional bajo casi una pesadilla kafkiana cedían. Logrando neutralizar y/o anular pensamientos que fueran contra el sistema.

Luego del envenenamiento de Stalin en el 53′, la Stasi no infligió mas castigos físicos pero si, se perfeccionó en torturas kafkianas de carácter psicológico. Al punto de hacer confesar crimines a inocentes, convencidos de que eran culpables incluso al salir de su tiempo en prisión.

Los personajes son tan humanos, en la forma que reflejan sus miedos, inseguridades, su capacidad de amar así como de odiar, sus contradicciones, y, lo mas fascinante es como depende del lugar donde estén y las leyes y costumbres que les toca vivir, los condicional.

Un dato no menor, es que años mas tarde se demostraría que Wladimir Putin (actual presidente de Rusia) logró ser espía por partida doble como agente del servicio secreto soviético y del de la también comunista República Democrática Alemana.

El documento se expidió el 31 de diciembre de 1985 e incluye varios sellos de validación, siendo el último en 1989.

Al final de la novela, hay una serie de agradecimientos, entre ellos a su hijo, quien creó una BSO (banda sonora) maravillosa, siendo un regalo para todos los sentidos. Clickeen en el link en azul, para acceder: La Sospecha de Sofia – BSO.

La pluma de la autora es una maravilla. Es la primera vez que leo una novela suya, y no será la última. La narración es lineal, es en tercera persona por un narrador omnisciente aunque intercala acciones y pasajes pertenecientes a años anteriores. Con un lenguaje sencillo, elegante y muy enérgico para conducir al lector por la historia sin que salga de ella en ninguna de sus páginas y para llenarlo de sensaciones y emociones distintas. Es por ello, que no pueden dejar de leer esta novela histórica, repleta de intrigas, espionaje y, suspense.

Puntuación: ⭐⭐⭐⭐⭐/5