Autoayuda, Sin categoría

Agridulce – Susan Caín

Lectores, por ser ultimo mes de Mayo hay maratón de reseñas 😆 Este libro lo catalogaría como #autoayuda y así en parte lo ha sido para mi, en mis procesos. Gracias a Urano Uruguay por este ejemplar, que atesoro sin dudas 🤍

Susan Cain con esta narrativa nos demuestra que el sentimiento agridulce es la fuerza silenciosa que nos ayuda a trascender nuestro dolor personal y colectivo. Si no reconocemos nuestro propio dolor, dice, podemos terminar infligiéndolo a los demás a través del abuso, la dominación o la negligencia.

“El sentimiento agridulce es la tendencia al anhelo, la melancolía y la tristeza; es ser muy consciente del paso del tiempo y, curiosamente, disfrutar extraordinariamente de la belleza del mundo. Las personas agridulces reconocen que la luz y la oscuridad, el nacimiento y la muerte, lo amargo y lo dulce, van siempre de la mano.
Si alguna vez te has preguntado por qué te gusta la música triste…Si encuentras consuelo o inspiración en un día lluvioso…Si reaccionas intensamente a la música, el arte, la naturaleza y la belleza. Entonces, probablemente, te identifiques con el sentimiento agridulce.
Esta obra maestra es una mezcla de investigación, narración de historias y memorias que ahonda en los sentimientos de tristeza y añoranza, llegando a la conclusión de que aceptar la condición agridulce de la vida es el verdadero camino hacia la creatividad, la conexión y la trascendencia.Susan Cain demuestra que el sentimiento agridulce es la fuerza silenciosa que nos ayuda a trascender nuestro dolor personal y colectivo. Si no reconocemos nuestro propio dolor, dice, podemos terminar infligiéndolo a los demás a través del abuso, la dominación o la negligencia. Pero si nos damos cuenta de que todos los seres humanos conocen, o conocerán, la pérdida y el sufrimiento, podemos volvernos unos hacia otros. En una época de discordia y ansiedad personal, Agridulce nos une de manera profunda e inesperada.”

Agridulce, un libro amable, optimista e inquebrantablemente serio, sin una pizca de humor a la vista, es en realidad una variación del mismo tema y utiliza el mismo patrón binario dudoso. Si bien los sanguíneos son los alegres rudos a cargo del mundo, el agridulce es una cualidad que se pasa por alto pero que es realmente hermosa. Es el instinto de la compasión, es la tristeza, es la modestia, es el dolor oculto y la calma y el encanto flotante de la alegría-tristeza, la oh-tan-dolorosa sensación del tiempo que pasa. Es Leonard Cohen (Caín es un apasionado de Cohen, su trovador del pesimismo, que me hizo dudar de mi propio amor por él), Aristóteles, el sufismo, Pippi Calzaslargas, Baudelaire, Nina Simone, el Corán y la Biblia, Platón, Rumi, meditaciones, Maya Angelou…

Romeo y Julieta se sientan codo a codo con Los puentes del condado de Madison, Freud con la psicología popular. Caín recurre tanto a las historias de otras personas como a las suyas propias (su mejor y más simple escritura está reservada para sus propias pérdidas). Ella teje estas narrativas con investigación, filosofía, psicología, arte y religión. Sus declaraciones sobre la literatura a menudo me hacían parpadear (¿cómo sabe que Shakespeare escribió Romeo y Julieta por envidia?). Las copas de sabiduría se extraen de su contexto necesario y se despliegan para enseñar una lección crucial: cuidado con lo agridulce; siente el deseo dentro de ti. Porque realmente es un libro motivador, a veces como una charla Ted ampliada, cada capítulo alcanza un clímax de bondad y conexión con los demás, y a menudo como un manual de instrucciones diseñado para ayudar al lector a acercarse a su núcleo vulnerable: Pregúntese qué con lo que sueñas, prueba esta versión guiada en línea de la meditación de bondad amorosa y aquí hay siete formas de sobrellevar la pérdida… Hay algo para todos en este ensamblaje de tristeza y bienestar.

Estoy a favor de lo agridulce también me encantan los días de lluvia y las canciones tristes y las canciones de Leonard Cohen en mi bicicleta- pero después de leer este libro, mi deseo era la tierra: la sal de la ironía, la especificidad, la ira, la duda y la la risa. Se sintió un poco más en casa 🤍