Sin categoría

La cadena – Adrián McKinty

Buenas días lectores ¿cómo están? En 24hs termine una novela cargada de expectativas que me dejo algo decepcionada. En esta oportunidad les traiga una #reseña de “La Cadena” por Adrián McKinty. Este autor, es un abogado y filósofo irlandés que se dio a conocer en el panorama literario mundial por la serie de novelas del detective Sean Duffy.

“Como una mañana cualquiera, Rachel deja a su hija en la parada del autobús. Pero una llamada de un número desconocido lo cambia todo: una mujer le informa que tiene a Kylie secuestrada y que, si quiere verla de nuevo, deberá seguir sus instrucciones al pie de la letra: primero, pagar un rescate; segundo, secuestrar a otro niño. Quien llama es también una madre cuyo hijo ha sido secuestrado, y si Rachel no cumple con las reglas, el niño morirá, y su hija también. Rachel ya forma parte de La Cadena, un mecanismo que convierte a padres de familia en víctimas y a su vez en criminales, y que está haciendo a alguien muy rico en el proceso. Ella es una mujer corriente, pero en pocas horas los acontecimientos la llevarán hasta límites impensables y la obligarán a hacer algo terrible. Los creadores de La Cadena saben que unos padres harán todo lo que está en sus manos por sus hijos. Pero no contaban con cruzarse en el camino de una mujer decidida, valiente y superviviente como Rachel. Porque, si alguien puede romperla, esa es ella”

Les había adelantado que se venía una reseña difícil en las historias de Instagram y, por las respuestas que obtuve no soy la única que piensa similar con respecto a esto.

Con un concepto muy interesante, el ritmo y la estructura desde la primera página es frenético. Solo bastan algunos párrafos para que la acción se presente. Cómo lectora me vi enfrentada a algunos dilemas morales y éticos pero no pude empatizar realmente con sus personajes, ni generar ninguna emoción por ellos. Si bien en el inicio contextualiza al personaje principal (Rachael) para que podamos entender los motivos que la llevan a su accionar no se sostiene en el correr de la novela.

Rachel, camino a su revisión con el oncólogo recibe una llamada en la que una voz distorsionada le dice que tienen secuestrada a su hija Kyle y que ya ha entrado en la cadena. De la cadena no se sale pagando un rescate, no es tan sencillo, en la cadena una vez que se entra no se puede salir y para recuperar a su hija tendrá que hacer dos cosas: pagar un rescate y secuestrar a otro niño y hacer la misma llamada que está recibiendo ella en ese momento. Sólo cuando el siguiente eslabón de la cadena cumpla los mismos pasos que ella, su hija será liberada. La cadena nunca se puede romper.

El haber visto tan rápido detrás de la cortina de “La Cadena”, esperaba que “los villanos”, es decir “La Cadena” misma realmente actuaran como los villanos y el crimen organizado que representan pero las cosas empiezan a solucionarse “rápidamente bien”, dado las bases reales que tuvo la organización del sistema en el cual el autor en el Epílogo, cuenta más.

Cuenta su fuente de inspiración, como fueron las cartas en cadena que recorrieron el mundo hace años, eran conocidas por llevar “maldiciones” a las puertas de las casas. Es increíble, pero el antecedente más antiguo, según el investigador Van Arsdale, fue la Carta de los Cielos, una copia de cierta carta publicada por primera vez en 1795; el texto detalla una amistad epistolar imaginaria entre Jesucristo y el Rey Abgaro de Edesa, y el objetivo principal de la amenaza de Anón eran los receptores que decidían tirar la carta a la basura en lugar de copiarla a mano y redistribuirla. La Carta de los Cielos incluía su propio comunicado, estableciendo los clichés básicos de las cadenas de misivas. En otras palabras: Si reproduces esta carta prosperarás y seguirás con vida, si no lo haces haré que enfermes gravemente, hasta que desaparezcas. P.D.: No tengo dirección así que no trates de encontrarme.

Asi como complementando la historia, basándose en los secuestros en México, con una taza de 177 mexicanos por día. Conforme se incrementó la actividad del secuestrador, también la violencia contra sus víctimas.

De haberlo contado en el prólogo, se hubiera ahorrado capítulos de la segunda parte tratando de contar los orígenes de “la cadena” y, de esta forma llevar a un desarrollo de suspenso muchísimo superior, jugando con la información ya dada al inicio por el lector.

Desafortunadamente comienza a sentirse lo apresurado en la narrativa para “terminar la novela” desde la mitad del libro, haciendo que todo el suspenso iniciado y expectativas creadas se caigan, no logrando en lo personal mantenerme enganchada.

Otra cosa llamativa en esta novela es el lenguaje, si bien es traducida al español, en inglés sigue siendo algo peculiar. Dado las reiteradas veces que los diálogos entre los personajes mujeres caen en clichés de terminar frases cortas en “bitch”/“zorra”.

Desde luego no podía faltar lo que me pareció totalmente innecesario, SPOILER ALERT ⚠️

El romance entre la protagonista con su ex cuñado. Si, leyeron bien, EX CUÑADO. Fue incómodo de leer, no había ningún contexto para que sucediera algo así, No aportaba absolutamente nada a la novela.

Si bien remarque los motivos por los cuales termine decepcionada por esta lectura, debo destacar dos tópicos que nos lleva a reflexionar durante esta novela: 1) A lo que realmente estamos dispuestos hacer por los que amamos (para aquellos que no tenemos hijos, aún) en situaciones de peligro.

2) El uso de las redes sociales personales y, la cantidad de información que volcamos en ellas de forma diaria sin ser realmente conscientes del acceso que le damos al mundo.

Con una puntuación de ⭐️⭐️⭐️/5 la recomiendo para aquellos que buscan una lectura sencilla, ágil que funcione como trampolín o break de lecturas realmente cargadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s